9/6/08

CARACTERÍSTICAS DE LOS SOFISTAS


FORMA DE VIDA


1. Maestros en la enseñanza de la virtud (areté). Areté significaba para los griegos "excelencia", plenitud de desarrollo de las cualidades y potencias propias de un individuo. Pero ya en el mismo Homero se da la aceptación de ciertos límites a esta moral que proponía como ideal humano el sobrepasar en todo a los demás. Los dioses, Zeus sobre todo, veían con malos ojos ciertos abusos: el matar dentro de la familia, las relaciones incestuosas, el abusar de las mujeres, de los sacerdotes o de los débiles. Protágoras afirmaba que el objetivo de sus enseñanzas era convertir a los hombres en buenos ciudadanos o, lo que es lo mismo, en ciudadanos excelentes. El problema era entonces qué debía entenderse por ciudadano excelente.

2. Los sofistas fueron los primeros profesionales de la enseñanza, y cobraron generalmente como tales importantes sumas de dinero. Este profesionalismo suscitaba animadversión hacia ellos en muchos atenienses: de una parte, en los aristócratas de viejo cuño, porque la areté, según éstos, no se enseñaba sino que era algo propio de la nobleza, connatural y heredado; de otra parte, en muchos demócratas, porque consideraban que la areté se aprendía solamente dentro de la polis: la verdadera educadora era la comunidad, sus instituciones y sus leyes.

3. Fueron maestros con un proyecto bien definido y sistemático de educación. No se limitaban a dar conferencias, en las que contestaban a las preguntas que se les hacía, y a realizar debates ocasionales de exhibición, sino que impartían cursos completos en los que se incluían cuestiones correspondientes a lo que hoy se llaman disciplinas humanísticas, que escribieron en tratados que llamaron tekhnai o artes.

4. Y también fueron maestros que enseñaban con el fin de proporcionar técnicas de discusión y de elocuencia a los jóvenes, es decir, técnicas encaminadas al dominio de la palabra, del logos, para que fueran capaces de refutar al adversario político con el poder de la palabra.

FORMA DE PENSAR

Desde el punto de vista de su forma de pensar, son dos los rasgos que convienen al movimiento sofista en su conjunto como más significativos: su individualismo y su relativismo.
En primer lugar, el individualismo, que es" es cualquiera de las doctrinas o corrientes filosóficas que consideran al individuo como fundamento y fin de todas las leyes y relaciones morales y políticas.

1 comentario:

Natalia Andrea dijo...

J.D.C.D.C.....!! sexo0o0o0o0...!!